14/6/10

Patada con efecto ‘freak’

Poster Kick-Ass 
Dir.: Matthew Vaughn
Int.: Aaron Johnson, Christopher Mintz-Plasse, Mark Strong, Chloe Moretz, Nicolas Cage, Clark Duke, Evan Peters, Lyndsy Fonseca
¿De qué va?: Dave Lizewski es un chico del montón aficionado a los cómics que un día decide convertirse en superhéroe. A pesar de no que no cuenta con superpoderes se hace muy famoso por un video colgado en el Youtube y pronto se da cuenta de que no es el único que ha decidido enfundarse en un disfraz para combatir contra el crimen.

Opinión: La mayoría de los aficionados a los cómics hemos soñado alguna vez con emular a nuestros superhéroes favoritos, pero nuestras intenciones no han ido más allá de disfrazarnos de ellos en Carnavales o hacer un poco el payaso, ¿pero qué pasaría si finalmente diéramos el paso y nos calzáramos unas mallas para luchar contra las injusticias del mundo? Pues seguramente recibiríamos tantos golpes como el protagonista de Kick-Ass, una de las películas más divertidas, sangrientas, frikis y brutales del año, todo en uno.

Kick-Ass3 
En alguna revista o web especializada en cine leí que Kick-Ass era una mezcla entre Supersalidos y Kill Bill. No podría estar más de acuerdo con esa definición. Por un lado, realiza una apología del adolescente pringado y por el otro ejecuta un espectáculo insano de acción sangrienta e hiperviolenta que se queda en poca cosa comparada con la novela gráfica en la que se basa. Si ya de por sí ese aspecto es polémico, ver a una niña de once años asesinando a sangre fría hará que más de uno ponga el grito en el cielo. ¿Vale la pena escandalizarse? Pues no oiga, la película tiene que verse como lo que es, un entretenimiento adulto sin más pretensiones que la de divertir al personal mofándose del género de superhéroes, al que idolatra y ridiculiza a partes iguales.

Kick-Ass1 
El trabajo de casting de la película ha sido excelente, no hay más que ver a la niña que les mencioné en el párrafo anterior, Choe Moretz, auténtica robaescenas capaz de devorarse a Dakota Fanning y Abigail Bresling de una sola tacada. Su personaje, mezcla de Polly Pocket y Rambo, tal y como la definen en el cómic, protagoniza las mejores secuencias de acción del filme y probablemente de todo el año. Era difícil hacerle sombra a un personaje tan potente, pero tanto Aaron Johnson como Christopher Mintz-Plasse realizan un trabajo muy competente encarnando a los superhéroes de pacotilla. Mark Strong está a punto de implantar cátedra de supervillano e incluso Nicolas Cage me ha convencido, y eso que no lo soporto.

Kick-Ass2
Kick-Ass
funciona a varios niveles: como adaptación fílmica de la novela gráfica en la que se basa, sin parecer una mera fotocopia pero venerando sus orígenes de papel (la secuencia del pasado de Big Daddy); como batiburrillo de referencias a la cultura pop (guiños a los juegos ‘shooter’, al Youtube y a cierto fenómeno televisivo incluidos), así como de gran espectáculo de palomitas y refresco. Si lo que pretenden es sacar reflexiones sobre violencia juvenil van mal encaminados, aquí se viene a pasar un buen rato con concienciación nerd. Ser friki nunca había sido tan ‘cool’.

8/10

1 comentario:

Pabela dijo...

jajajaja muy buena reseña! totalmente de acuerdo! Esta niña dará que hablar mucho tiempo y con lo pacata que soy a veces viendo violencia protagonizada por niños, acá realmente la he disfrutado porque está tan bien actuada y llevada que, vamos, imposible no disfrutarla.